General

Brazo robótico

By 28 febrero, 2017 No Comments

Brazo robótico: un mundo de posibilidades al alcance de todos

El brazo robótico no es más que un brazo mecánico totalmente programable.

El funcionamiento del brazo robótico es casi el de un brazo humano y puede ser un mecanismo completo o parte de un sistema robótico más complejo.

Las partes de estos mecanismos son interconectadas a través de articulaciones que pueden tener tanto un movimiento rotativo o también puede ser un desplazamiento lineal.

Brazo robótico: usos y funciones

El brazo robótico más común está constituido por siete segmentos juntados por seis articulaciones. El ordenador que posee controla al robot moviendo así varios motores individuales, cabe destacar que algunos brazos más proporcionados utilizan sistema hidráulico.

Esto permite que el ordenador lo mantenga en movimiento de manera muy exacta una y otra vez. El uso de sensores es para que este mecanismo se mueva sólo lo necesario.

El uso del brazo robótico depende del área o la finalidad para la que será utilizado. Puede ser empleado en espacios básicamente frecuentados por los seres humanos como zonas verdes, sistema de seguridad ciudadana o limpieza de vías públicas, entre otros.

En este caso el brazo robótico es utilizado en entornos cerrados y habitables en donde se encuentra un amplio sector poblacional como niños, ancianos, así como también personas con discapacidad o problemas cognitivos.

En la amplia gama de productos que puede existir en el mundo de la robótica, brazo robótico industrial aporta ventajas técnicas diferenciadas.

Estas tienen que ver con el tamaño compacto, área de trabajo, alta velocidad para la realización de su funcionamiento, mucha precisión, tiene un gran resistencia a todo tipo de entorno, así como también, la flexibilidad para adaptarse a la mayor diversidad de tareas.

Aprende a reconocer el brazo robótico mediante su estructura

Un brazo robótico consta de un seguimiento de elementos estructurales de fuerza llamados enlaces o eslabones, los que permiten un movimiento rotativo de cada dos eslabones seguidos.

Se puede reconocer por ser lineal (deslizante, traslacional o prismática). Sin embargo, también depende del tipo de robot que sea. Por ello en la siguiente información damos a conocer algunos tipos de brazo robótico comúnmente trabajados:

  • Según su estructura cartesiana, este también puede tener seis movimientos los cuales son planos todos.
  • Según su estructura cilíndrica, este puede tener en su base un movimiento rotacional combinado con planos, con estas condiciones el espacio de trabajo quedaría en forma de cilindro.
  • Según su estructura esférica, es esencial que tenga un movimiento rotacional y uno plano. Así el espacio donde es trabajado seria esférico.
  • Según la estructura articulada, sus movimientos serían enteramente rotacionales en su totalidad, estos son utilizados mayormente en los ensamblajes.

Este brazo robótico tiene el objetivo de funcionar como los diferentes movimientos articulados que tiene el cuerpo humano, en este sentido, las rodillas y la cintura.

En conclusión, un brazo robótico nos puede ayudar a trasladar desde cosas muy livianas hasta las más pesadas, no obstante, los métodos actuales no son muy utilizados aunque si fuera posible que estas giraran a 360° sería mejor porque ellos trabajarían con mayor eficiencia. En Rivas Robotics trabajamos para ofrecerte las mejores soluciones en robótica para tu empresa. Contacta con nosotros y empieza a disfrutar de las ventajas que tenemos para ti.