GeneralNoticias Propias

Robot paletizador: pasado, presente y futuro

By 27 febrero, 2019 No Comments

El papel del robot paletizador en el crecimiento de la ingeniería robótica es un hecho fuera de toda duda. El auge de las nuevas tecnologías y los avances en robótica han permitido incluir innovaciones en la automatización de la mayoría de los sectores de la producción industrial. Pese a las diferencias del producto final, todos estos sectores comparten la necesidad de trasladar mercancía dentro y fuera de las fábricas. Por ello se utiliza el sistema de paletización, es decir, apilar la mercancía sobre palés para su traslado y almacenaje. El sistema tradicional requería del trabajo humano para colocar la mercancía encima del soporte y embalarla, pero dicho trabajo, desde hace años, ya no recae sobre los hombros de los trabajadores, sino sobre el robot paletizador.

Como cualquier pieza robótica, el origen de esta máquina se remonta a los inicios de la automatización industrial. No podemos hablar propiamente de “automatización” sin conocer los detalles de la programación. Este fenómeno con el que convivimos hoy en día arrancó en la década de los años 60 de la mano de las primeras computadoras digitales que, tras abandonar la etapa analógica, permitían una velocidad de procesado y cómputo sin precedentes. Las máquinas comenzaron a incluir pequeños algoritmos programados en sus sistemas para realizar tareas mecánicas y así nació el código o lenguaje de máquina que permitía a los seres humanos controlar y automatizar las máquinas. Así nacieron los robots.

Una historia de la mano de la ingeniería robótica y la programación

La mayoría de las máquinas empleadas en la industria o en la producción contaron con un paso intermedio entre el trabajo manual y físico y la automatización completa. Es el caso de las máquinas operadas por seres humanos. Esta práctica se empleó y se sigue empleando en la inmensa mayoría de fábricas con escasa producción. La inversión en investigación hizo que la automatización del paletizado resultase costosa, un gasto que se trasladó a los compradores. Los robots paletizadores comenzaron a instalarse, únicamente, en las producciones con altas cadencias y donde las condiciones de trabajo, ergonomía, peso de la mercancía o climatología impedían la intervención del hombre. Las nuevas tecnologías, los avances en robótica y programación y las facilidades de acceso a la compra de maquinaria de hoy en día han permitido que los robots paletizadores cubran, cada vez, más y más plantas de producción.

Las nuevas líneas de investigación de este tipo de robots incluyen la paletización multirreferencia, un sistema que coloca los productos sobre el soporte o palé con independencia de la morfología de los productos. También cabría destacar las innovaciones en las piezas de los robots paletizadores. Las horquillas, los prensores y las garras de los robots han ido mejorando en los últimos años en rendimiento, durabilidad y producción. Algunas máquinas del mercado son capaces de paletizar más de 1900 unidades por hora, aproximadamente.

En un mundo donde abarcar más espacios en la cadena de producción es prioritario para ahorrar costes y maximizar beneficios, las fábricas y empresas han apostado fuerte por este tipo de robots. Tanto es así que desde 2016 las patentes de productos vinculados a la paletización automática se han disparado. Todo el mundo quiere una parte del pastel del futuro de la producción, del embalaje, del transporte y del almacenaje de las mercancías.